Recolección de la aceituna

Así nace el “oro líquido” de Aceites de las Heras, con la recolección de la aceituna.

La recolección de la aceituna es una tradición milenaria que habla directamente sobre la cultura mediterránea, sobre quiénes somos. Ahora el proceso está más mecanizado, pero antiguamente se recolectaban utilizando el método del vareo a mano. De una forma o de otra, el proceso de la recolección tiene una parte mágica.

Con el vareo manual las aceitunas caen sobre mallas, esperando para ser clasificadas y seleccionadas posteriormente.

Método del vareo a mano

En primer lugar se extienden unas mallas grandes en el suelo alrededor del árbol. A continuación se golpea el árbol con varas de madera, de forma que se le cause el menor daño posible. En ocasiones se utilizan también brazos mecanizados que hacen vibrar el árbol para ayudar a la caída de las aceitunas. Con el vareo y las vibraciones, los frutos van cayendo a las mallas. Una vez vaciado el árbol de aceitunas, se recoge la malla y las aceitunas son llevadas a los tractores para su posterior transporte.

A continuación os mostramos un video sobre la recolección de la aceituna en Aceites de las Heras: